Familiares piden justicia

Santo Domingo, RD.- Son velados esta noche en el sector capitalino de Simón Bolívar, los restos de un dirigente del Partido Revolucionario Moderno (PRM), quien fue ultimado a balazos en medio de un incidente registrado en un centro de votación. Sus familiares piden justicia de las autoridades para que apresen al responsable.

En medio del llanto y el dolor, los hijos de Julio César Pérez Valdez, quien perdió la vida tras varios impactos de balas, frente al Politécnico Nuestra Señora del Carmen, exigen a las autoridades que la muerte de su padre no quede impune y que aprese al principal acusado identificado como Andy.

La versión que se conoce es que el día de los comicios, miembros del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), estaban discutiendo por un supuesto dinero de compra de votos, y se generó un tiroteo, donde el dirigente político resultó muerto.

El dirigente del PRM es recordado como un hombre íntegro y de corazón limpio.

En la balacera otras tres personas resultaron heridas, uno de ellos identificado como Tito, y los otros dos son David González, quien fue impactado en el hombro, a quien le dieron alta médica, y Luz María Díaz, de 18 años, quien presenta un disparo en el cuello, quien está recluida en el Hospital Moscoso Puello.

Los restos de Pérez Valdez serán sepultados este martes en el Cementerio Cristo Redentor.