Santo Domingo, RD.- Por lo menos cinco grandes extensiones de terreno de desperdicios incendiados son las que les restan al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones por rellenar con arcilla y caliche para eliminar completamente la humareda.

Con estos trabajos, ya el botadero cumple la primera de tres fases para convertirse en un verdadero relleno sanitario.

Contenido relacionado: Trabajos de mitigación incendio en Duquesa continúan este miércoles

Este jueves se observó a los miembros de este ministerio acondicionar las calles, removiendo las imperfecciones de las vías con tractores.

Por: Dahia Sena