Santo Domingo RD.- Los funcionarios del Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia (INAIPI), cancelados la noche del miércoles por el Poder Ejecutivo, de ser sometidos a la justicia, podrían ser condenados de 10 a 20 años de prisión, como establecen las leyes de soborno, lavado de activos y el Código Penal.

La afirmación la hace el abogado Félix Portes al detallar que “si el caso se investiga a profundidad podrían darse los tipos penales de malversación de fondos, la aplicación de la ley de corrupción con relación a los sobornos. Esa ley está siendo aplicada en el caso Odebrecht, y contempla penas de hasta 10 años de prisión”.

Asimismo, el jurista indica que el Ministerio Público puede investigar qué tipo de bienes estás personas adquirieron y con cuales recursos, por lo que se podría aplicar la ley de activos en caso de que no puedan justificarlos, y esa legislación contempla penas de 10 a 20 años de prisión.

El empresario Pablo Cabrera había denunciado que en una ocasión había sido objeto de sobornos por un momento de 30 millones pesos de una licitación en la que había participado por un monto de 100 millones de pesos.

Cabrera también denunció irregularidad en la licitación de kit de alimentos realizado por el INAIPI por un monto de 2,500 pesos por kit, cuando podían ser suplidos por solo 600 pesos.