Santo Domingo, RD.- El Consejo Económico y Social en su calidad de órgano constitucional de concertación social de la República Dominicana, instrumento esencial para asegurar la participación organizada de empleadores, trabajadores y organizaciones de la sociedad, en la construcción y fortalecimiento permanente de la paz social, se expresa ante la situación sociopolítica surgida a partir de la suspensión de las elecciones municipales el pasado 16 de febrero del año en curso.

El Pleno de Integrantes del Consejo Económico y Social reunido el 26 de febrero de los corrientes, reiteró su compromiso con el Estado Social y Democrático de derecho, que debe ser el garante de los derechos civiles y políticos de todos los dominicanos y dominicanas, en consecuencia rechaza los hechos sin precedentes que impidieron el libre ejercicio al derecho de elegir y ser elegido.

El Consejo Económico y Social reconoce el comportamiento ejemplar que ha observado la ciudadanía y sobre todo la juventud, por lo que hace un llamado a las autoridades responsables a preservar la estabilidad política, social, económica e institucional del país.

El Pleno de Integrantes del Consejo Económico y Social entiende que todo diálogo entre los actores políticos, económicos y sociales debe considerar el impacto que un acuerdo al que puedan llegar tendría sobre la ciudadanía y las fuerzas productivas del país poniendo solución a la crisis presentada en el menor tiempo posible.

El Consejo Económico y Social en el cumplimiento de sus funciones expresa su compromiso de contribuir a la necesaria concertación de un pacto político que contribuya a restablecer la confianza necesaria para la celebración de un proceso electoral libre, transparente y democrático en el ámbito municipal, congresual y presidencial.

Los sectores empleador, trabajador y social representados en el Consejo Económico y Social reiteran su vocación al diálogo y la concertación social para la preservación de la paz y la consolidación de la democracia.

Dado en el Distrito Nacional, en la ciudad de Santo Domingo de Guzmán, capital de la República Dominicana a los veintiséis (26) días del mes de febrero del año dos mil veinte (2020).