Dijo que cometieron un error y no se iba a defender de nada

Santo Domingo, RD.- El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Julio César Castaños Guzmán, aseguró que de no suspender las elecciones municipales el resultado hubiese sido una tragedia.

“Si nosotros no hubiésemos suspendido esas elecciones con el fallo que tenían, esto hubiese terminado en una tragedia”, expresó el presidente de la JCE, al mismo tiempo que dijo que ese órgano de comicios ha pasado una vergüenza tras suspender las elecciones municipales por el fallo que presentaron los equipos del voto automatizado.

“La vergüenza que ha pasado esta institución y sus empleados es como si se hubiese muerto alguien aquí, y sí, se murieron varias cosas, se murió todo el trabajo, se murieron muchas horas de desvelo”, manifestó Castaños Guzmán.

En ese mismo orden, el magistrado Julio César Castaños Guzmán, dijo que escuchó todo lo que se ha dicho y que no se iba a defender de nada. Asimismo, apuntó que por primera vez ha sentido en su vida una “tristeza infinita”, y que la tristeza infinita es "capaz de matar a cualquiera".

“He escuchado todo lo que se ha dicho, no me voy a defender de nada porque hemos cometido un error”, dijo el presidente de la Junta.

También dijo que se incinerarán todas las boletas para imprimir nuevas y que cuándo se determine quienes son los responsables del daño ocasionado se les impondrá sanciones ejemplares. Resaltó que “Vamos a tener que retrotraernos a la boleta física”.

Castaños Guzmán ofreció una disculpa a todo el país porque entiende que “ha ocurrido un daño y ese daño tiene que ser reparado”.