Solicitan a Obras Públicas el reemplazo de las mismas

Santiago, RD.- Un gran número de las barandas divisorias en la autopista Joaquín Balaguer en Santiago, están destruidas, ya sea por vehículos que las han impactado a alta velocidad o porque han sido desmontadas por conductores de motocicletas, que aprovechando su deterioro, improvisan cruces hacia localidades de los municipios Villa González o Navarrete.

En tal sentido, los usuarios de esa vía demandan la intervención del Ministerio de Obras Públicas para que dichas barandas sean reemplazadas para disminuir los accidentes y se cierren al menos ocho intersecciones irregulares.

Varios de los factores causantes de los accidentes en esa importante vía, son la poca iluminación nocturna, la falta de semáforos, los cruces improvisados y el exceso de velocidad, por lo que cada mes se registran entre 15 y 20 accidentes en esa autopista.