Cuerpo de seguridad de Irán admiten dispararon y mataron a manifestantes en protestas

La televisora estatal iraní reconoció por primera vez este martes que las fuerzas de seguridad dispararon y mataron a “alborotadores” en varias ciudades en las recientes protestas por la subida de los precios del combustible, en una admisión de la violencia empleada para sofocar las manifestaciones.

El reporte formó parte de un segmento en el que se criticó a los canales internacionales en farsi por su cobertura de la crisis, que comenzó el 15 de noviembre.

Amnistía Internacional estimó que al menos 208 personas murieron en las protestas y en la represión posterior. La delegación iraní ante Naciones Unidas rechazó los datos de la ONG el martes por la mañana, aunque no ofreció pruebas para respaldar su desmentido.

Teherán no ha dado ninguna cifra general sobre las protestas que paralizaron la república islámica tras la subida en un 50% de los precios mínimos de la gasolina, subvencionados por el gobierno.

El reporte de la televisora estatal clasificó las muertes en cuatro categorías, indicando que algunos de los fallecidos eran “alborotadores que atacaron centros militares o sensibles con armas de fuego o cuchillos, o tomaron rehenes en algunos lugares”. El reporte describió a otros muertos como transeúntes, agentes de seguridad y manifestantes pacíficos, sin atribuir su muerte a nadie.

Por su parte, el poder judicial iraní calificó el martes de “mentiras absolutas” los balances de víctimas que fueron publicados, según ellos, por “grupos hostiles”.

“Anuncio explícitamente que los números y las cifras suministrados por grupos hostiles son mentiras absolutas”, dijo el portavoz del poder judicial, Gholamhossein Esmaili, en declaraciones difundidas por la televisión estatal. “Son cifras fabricadas, son mentiras”, agregó. El responsable explicó que en las listas “hay nombres de personas que están vivas y de otras que fallecieron de muerte natural”.

El régimen persa cortó el acceso a internet durante las protestas, impidiendo que la gente dentro de Irán compartiera sus videos e información y limitando la capacidad del mundo exterior de conocer la escala de las protestas y la violencia. En los últimos días han aparecido imágenes gráficas tras la restauración de la conexión en los últimos días.

“Hemos visto a más de 200 personas muertas en un tiempo muy corto, en menos de una semana”, dijo Mansoureh Mills, investigadora de Irán en Amnistía. “Es un suceso bastante inusual en la historia de violaciones de derechos humanos en la República Islámica”.

Fuente: INFOBAE 

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorSe esperan lluvias para este martes por incidencia de vaguada
SiguienteEmpresa PKF Guzmán Tapia bajo escrutinio de partidos para auditoría forense de primarias