¿Por qué se producen los calambres en las piernas?

Los calambres pueden ser síntomas de que algo no funciona bien en el organismo

Los calambres son contracciones musculares involuntarias y repentinas que producen dolor, normalmente son pasajeros y benignos. Sin embargo, pueden llegar a provocar que el músculo afectado no se pueda movilizar durante un lapso de tiempo, según reseñó Mejor con Salud.

Aunque la mayoría desaparecen por sí solos, en ocasiones, pueden ser síntoma de que algo no funciona bien en el organismo. Los calambres en las piernas son los más frecuentes.

¿Por qué se producen los calambres en las piernas?

Los investigadores apuntan a que suelen aparecer en momentos de cansancio y fatiga muscular tras el ejercicio.

Otro motivo muy común es permanecer mucho rato tumbados o presionando los músculos de las piernas en algunas posturas. Esto explica muchos de los casos que aparecen de madrugada.

Te puede interesar: Desarrollan tratamiento que podría curar el síndrome de “niño burbuja”

en relación con la actividad de las neuronas motoras, que son las encargadas de estimular el movimiento muscular. Así, se entiende en parte por qué aparecen en un gran número de enfermedades neurológicas, como la enfermedad de Parkinson.

Del mismo modo, se sabe que ciertos fármacos aumentan los calambres en las piernas. De hecho, es un efecto secundario importante de los tratamientos contra el cáncer. Casi un 80% de los pacientes tratados dicen sufrirlos.

Es importante destacar que, en realidad, la causa más frecuente y, a la vez, la más fácil de solucionar es la deshidratación o la alteración de las concentraciones de ciertos iones en nuestra sangre. Ambas situaciones suelen ir unidas.

¿Qué otras causas pueden existir?

Las personas que están sometidas a hemodiálisis suelen experimentar estos calambres en las piernas. Tiene relación, justamente, con ese desequilibrio de iones en sangre. Por ejemplo, con el caso del potasio.

Las enfermedades del sistema vascular, como la obstrucción de las arterias coronarias o de ciertos vasos de las piernas, también se relacionan con estos calambres.

Fuente: Globovision 

 

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorDesarrollan tratamiento que podría curar el síndrome de “niño burbuja”
SiguienteEl Alzheimer puede empezar a los 20 o 30 años, según un estudio