San Pedro de Macorís, RD.- A la cárcel de Najayo-Mujeres fue enviada a cumplir tres meses de prisión preventiva la suspendida fiscalizadora de San Pedro de Macorís, Margarita Hernández Morales, acusada de falsificación, complicidad en homicidio y para cometer un delito por las irregularidades en dos acuerdos de libertad con feminicidas que mataron a sus parejas.

La jueza Darlis Altagracia Eugenio Vázquez, del Tribunal de Atención Permanente de San Pedro de Macorís impuso de coerción a la suspendida directora de la Unidad de Violencia de Género de esa ciudad, Margarita Hernández Morales.

La suspendida fiscal está siendo investigada por presuntas irregularidades en acuerdos que supuestamente suscribió con dos agresores que luego de ser puestos en libertad mataron a sus exparejas.

La fiscalizadora está acusada de supuestamente violar los artículos 265, 267, 126, 127, 147, 148, 177 y 178 del Código penal en perjuicio de Juana Domínguez Salas y Anibel González Ureña.

Por: Honatan Caraballo