Presidente de Brasil deja el partido que lo llevó al poder

BRASIL.-El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció este martes su desvinculación del Partido Social Liberal (PSL), que le llevó al poder en las elecciones de 2018 y el cual deja ahora tras divergencias en el seno de la formación.

El mandatario brasileño confirmó la retirada del PSL a través de las redes sociales en la noche de este martes, donde también anunció la creación de un nuevo partido.

"Hoy anuncié mi salida del PSL y el inicio de la creación de un nuevo partido: "Alianza por Brasil", publicó Bolsonaro en su muro de Facebook, en un texto que acompañó de una foto y donde también agradeció a todos los miembros de la formación que colaboraron con su gestión y que lo acompañaron en las elecciones de 2018.

Los rumores sobre la salida del presidente brasileño de las filas de PSL tomaron fuerza hoy en la tarde cuando su hijo, el Senador Eduardo Bolsonaro, publicó en las redes sociales el logo del partido "Alianza por Brasil".

Horas después la noticia fue confirmada por el mandatario, luego de reunirse en el Palacio presidencial de Planalto con un grupo de parlamentarios afiliados al PSL.

Bolsonaro, líder de la ultraderecha en Brasil, se afilió a inicios del año pasado al PSL, pero su relación con la formación se ha deteriorado en los últimos meses por las fricciones internas y las sospechas de corrupción que salpican a la sigla.

Hasta hace solo un año el PSL era un partido minúsculo, pero el fichaje de Bolsonaro y sus hijos poco antes de las elecciones legislativas y presidenciales del pasado octubre le otorgaron una gran visibilidad a la sigla.

El partido cuenta actualmente con 53 de los 513 diputados y constituye el segundo mayor grupo en la Cámara baja, por detrás del opositor Partido de los Trabajadores (PT) del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Fuente: EFE 

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorFacebook alerta de un fallo que activa la cámara del iPhone sin permiso
SiguienteVenecia sufre su peor inundación desde 1966