Santo Domingo, RD.- El Centro de Estudio de Género de la Universidad INTEC condenó la facilidad con la que los actores del sistema de justicia colocan en las calles a hombres agresores, mediante acuerdos judiciales, sin detenerse en su historial de violencia del beneficiado.

La directora del centro, Fatima Lorenzo, sostiene que los casos de Anibel González y Juana Domínguez Salas, revelan que los protocolos en el otorgamiento de acuerdos judiciales fueron violados.

De ahí que la académica no descarta que la situación responda a un entramado mafioso que opera en el sistema de justicia.

La Procuraduría investiga a fiscal encargada de la Unidad de Género en San Pedro de Macorís, por alegadas irregularidades en los citados casos.

Acciones que a decir de este abogado deben alcanzar al juez que homologó el proceso penal abreviado.

El exfiscal del Distrito Nacional, José Manuel Hernández Peguero, consideró inaceptable que los actores del sistema de justicia otorguen la libertad mediante los referidos acuerdos a los agresores, sin ponderar su historial de violencia.

Abogaron por un sistema de prevención efectiva que se anticipe a los posibles casos de feminicidios.

Por: Rentería Montero