Chica apuñalada 19 veces por sus amigas en un bosque mientras jugaban al escondite

“Todavía duermo con tijeras rotas bajo la almohada por si acaso” aseguró Leutner.

 Wisconsin, EE.UU. -La estadounidense Payton Leutner, que hace 5 años sufrió un cruel ataque por parte de unas amigas, decidió compartir detalles acerca de este intento de asesinato que estremeció a la sociedad. En el marco de una entrevista con ABC News, difundida este 25 de octubre, la joven, ahora de 17 años, calificó el hecho de "imperdonable" e indicó que "todavía duerme con unas tijeras rotas bajo la almohada por si acaso".

Leutner afirmó que consideraba a Morgan Geyser, persona que la apuñaló, su mejor amiga. Sin embargo, admitió que en sexto grado —cuando Geyser también se hizo amiga de Anissa Weier, otra participante del ataque— empezó a hablar constantemente sobre el personaje de terror ficticio Slender Man. Se trata de un hombre delgado, extremadamente alto, con brazos muy largos, con un rostro sin rasgos faciales y que viste un traje formal negro, que, en su opinión, era real. "Le dije que eso me asustaba y que no me gustaba", señaló.

Puedes leer: VIDEO: el sitio en ruinas donde EE.UU. habría eliminado al líder del Estado Islámico

En ese contexto, la joven dijo que Weier "convenció realmente" a Geyser de que Slender Man era real y admitió que esta chica no le gustaba "en absoluto". "Weier siempre era cruel conmigo. Siento que estaba celosa porque Morgan era amiga mía y de ella", indicó.

El día antes del crimen, el cumpleaños de Morgan, la víctima fue invitada a su casa para una fiesta de pijamas, donde las amigas originalmente planearon apuñalarla por la noche. No pudieron hacerlo. Entonces, al día siguiente, tomaron un cuchillo de cocina de la casa y se dirigieron al bosque para jugar al escondite y allí realizaron el ataque. "Simplemente querían ir a dar un paseo", recordó Leutner, añadiendo que "no pensaba mucho en eso".

"Eso fue un poco chocante para mí, ver que tenían este gran plan, en el que habían trabajado durante meses", precisó. Años después del ataque y el período difícil de la recuperación física y mental, la joven admitió que "todavía duerme con unas tijeras rotas bajo la almohada por si acaso".

Respecto al hecho de que el caso fue juzgado por un tribunal de adultos y no por uno de menores, Leutner hizo hincapié en que se trata de un "crimen de adultos". "Si hubieran robado una golosina, seguramente sería un crimen de un niño. Pero trataban de matar a una persona. Es un crimen de adultos", afirmó.

Al ser preguntada sobre qué le diría a Geyser, que cometió lo que Leutner calificó de "probablemente imperdonable", la joven señaló que al principio le "agradecería". "Probablemente le agradecería inicialmente, diría que debido a lo que hizo tengo la vida que tengo ahora, que me gusta mucho", afirmó. La joven planea hacer una carrera en el ámbito médico y opina que el ataque que sufrió la incitó a esta decisión.

 El ataque

El 30 de mayo de 2014, Morgan Geyser y Anissa Weier, ambas de 12 años, atrajeron a Leutner al bosque de la ciudad de Waukesha (Wisconsin, EE.UU.) bajo pretexto de jugar al escondite, donde la apuñalaron 19 veces y abandonaron para que muriera. Posteriormente declararon ante los agentes que lo hicieron porque el personaje de terror ficticio Slender Man las había visitado en sus sueños y amenazaba con matar a sus familias si no asesinaban a su amiga.

Un ciclista halló a Payton, desangrada y gravemente herida, quien logró arrastrarse hacia la carretera. Mientras tanto, ambas atacantes fueron encontradas a varios kilómetros del lugar de los hechos.

Geyser y Weier fueron declaradas culpables del ataque, pero fueron encontradas no responsables criminalmente debido a su grave estado de salud mental, por lo que fueron sentenciadas a 40 y 25 años en un psiquiátrico, respectivamente.

Fuente: RT

 

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorGobernador de California declara emergencia estatal por los incendios
SiguienteBrasil promueve política de cielos abiertos para atraer aerolíneas foráneas