Declaran complejo caso de padre

Un juez del Distrito de Bronx, en Nueva York, volvió pedir un nuevo aplazamiento en el caso en contra de Juan Rodríguez, el hombre que dejó a sus gemelos de un auto, lo que les causó la muerte, mientras prosigan las investigaciones.

Rodríguez, de 39 años, volvió hoy a presentarse en la corte hoy para responder a los cargos de homicidio culposo y homicidio por negligencia criminal.

El fiscal del distrito de Bronx había tomado la misma decisión no presentar el caso ante un gran jurado, un grupo que se encarga de determinar si existe una causa probable que respalde los cargos penales como ya hizo el pasado 1 de agosto, la primera ocasión en la que Rodríguez se presentó en corte.

La defensa de Rodríguez no se opuso al aplazamiento y mantuvo la inocencia de su cliente.
El pasado 26 de Julio, Rodríguez dejó a sus hijos gemelos de un año en un vehículo mientras fue a trabajar en el Centro Medico de Asuntos de Veteranos James J. Peters.

Rodríguez, quien presto servicio en la Guardia Nacional por 22 años, le dijo a la policía que llegó a su lugar de trabajo en el Bronx cerca de las 8 de la mañana, trabajó su turno completo y cuando empezó a conducir caminó a casa a las 4 de la tarde se dió cuenta que los menores se encontraban en la silla de atrás.

Los niños Luna y Phoenix se encontraban todavía sujetados a la silla del automóvil y ninguno de los dos respiraba.

Rodríguez salió del vehículo y empezó a gritar: “Me quedé en blanco. Maté a mis bebés”, según ha indicado la denuncia penal.

Según el análisis forense, los menores llegaron a tener una temperatura corporal de 108 grados cuando murieron.

En un día con 86 grados, como fue ese fatídico viernes, la temperatura dentro de un automóvil tarda solo unos 20 minutos en subir 20 grados.

Ese día antes de llegar al trabajo, Rodríguez salió de su casa en el Condado Rockland con los gemelos y su otro hijo de cuatro años en el vehículo.

Rodríguez le dijo a la policía que llevo al niño mayor en la guardería y luego olvido dejar a los gemelos.

El padre se ha declarado no culpable de los cargos y ha afirmado que no actuó de manera intencional.

Fuente: Telemundo