Los oficiales localizaron el arma falsa, la nota en la que se anunciaba el robo y el disfraz que utilizó

Una máscara de silicona con rostro de anciano, gafas oscuras, una gorra y un arma falsa. Así se atavió un exfuncionario brasileño, de 36 años, para asaltar un banco en Jaraguá do Sul, en el estado de Santa Catarina, una tentativa que resultó frustrada cuando el ladrón intentó escapar saltando por una ventana.

En un comunicado, la Policía Militar explica que el hombre ingresó en la sucursal y se acercó a una funcionaria, a quien entregó una nota en la que advertía del robo y de que iba armado.

El ladrón pronto se dio cuenta de que su plan no iba a tener éxito, por lo que corrió hacia la cafetería, se arrojó a la calle por la ventana de un segundo piso, aterrizó sobre un coche y se lastimó el tobillo. Tras la detención, los oficiales localizaron el arma falsa, la nota en la que se anunciaba el robo y el disfraz que utilizó.

Los agentes también detuvieron a un vehículo sospechoso de colaborar en el robo. En su interior encontraron una mochila con una pistola, 18 municiones, maquillaje y efectos personales. El conductor, de 24 años, fue detenido.

Vestido de mujer

El suceso se parece mucho a otro protagonizado hace unos días en una cárcel de Brasil cuando Clauvino da Silva, alias 'Baixinho', uno de los líderes de una pandilla de narcotraficantes, trató de fugarse vestido con la ropa de su hija.

'Baixinho' también utilizó una máscara de silicona, además de una peluca de pelo largo, gafas y una camiseta rosa. Al salir por la puerta principal del penal, el preso fue descubierto por su actitud sospechosa. Días después apareció ahorcado en su celda.

Fuente: RT