La aeronave comercial se encontraba a más de 900 metros de altura

Un dron pasó a unos seis metros de un Airbus A320 que iba a 420 kilómetros por hora con 186 pasajeros a bordo. Los pilotos lo notaron minutos después de despegar del Aeropuerto de Londres-Gatwick, reporta The Daily Mail.

Según el informe de UK Airprox Board, organismo que investiga incidentes de tránsito aéreo, el dron de aproximadamente un metro de largo, de color negro con marcas azules, pasó frente al morro del avión e hizo un peligroso acercamiento a la punta del ala izquierda.

El hecho tuvo lugar el 19 de mayo y el informe fue publicado un mes después, pero ha llamado la atención de los medios recién ahora. La aeronave comercial se encontraba a más de 900 metros de altura, con lo cual el dron excedió por casi ocho veces la altura permitida para los vehículos no tripulados, que es de 120 metros.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que "la providencia desempeñó un papel importante en el incidente y/o habría existido un riesgo definitivo de colisión". Aún se desconoce quién era el operador del dron, pero podría afrontar hasta cinco años de prisión en caso de ser condenado por poner en peligro a un avión.