Brasil ya pidió el beneplácito para que un hijo de Bolsonaro sea embajador en EE.UU

"Creo que ayer fue enviado el beneplácito", señaló el mandatario brasileño

Río de Janeiro (EFE).- El presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, dijo este viernes que ya se pidió el beneplácito para que su hijo Eduardo, de 35 años, sea embajador del gigante sudamericano ante el Gobierno de los Estados Unidos.

"Creo que ayer fue enviado el beneplácito", señaló el mandatario brasileño a los periodistas al salir del palacio presidencial de La Alvorada.

El envío de la consulta formal a los Estados Unidos fue confirmado este viernes por el canciller Ernesto Araújo, quien se mostró confiado en que el Gobierno de Donald Trump dará el visto bueno al hijo de Bolsonaro.

"Se pidió el beneplácito y de acuerdo con la práctica diplomática esperamos la respuesta americana, pero estoy muy seguro de que será otorgado por el Gobierno estadounidense y Eduardo Bolsonaro será un gran embajador", afirmó Araújo en una rueda de prensa, tras un encuentro de los cancilleres de los países miembros del foro BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica), que tuvo lugar en Río de Janeiro.

Con el envío de la consulta formal al país norteamericano se concreta la intención de que Eduardo Bolsonaro sea embajador de Brasil ante los Estados Unidos, anunciada como una posibilidad días atrás por el líder ultraderechista, y que ha causado conmoción en el país sudamericano por considerarlo un acto de nepotismo.

Bolsonaro, profeso admirador de Trump, a quien considera un modelo a seguir, ha negado reiteradamente en varias oportunidades que la designación de su hijo sea un acto de nepotismo.

El ultraderechista, de 64 años, considera que su hijo, quien fue elegido Diputado Federal por Río de Janeiro con la más alta votación, tiene las aptitudes para representar al gigante sudamericano y, además de hablar inglés y español, tiene una buena relación con los hijos del mandatario de Estados Unidos.

De acuerdo con la Corte Suprema de Brasil, el nombramiento de un cónyuge o pariente hasta el tercer grado de consanguinidad para ejercicio de un cargo en comisión o de confianza en cualquiera de los poderes del Estado violaría la Constitución Federal.

No opina igual la Contraloría General del Estado, que considera que la prohibición solo se refiere al nombramiento en cargos administrativos y no políticos.

Eduardo Bolsonaro preside actualmente la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados y, para que pueda asumir como embajador, además de contar con el beneplácito del Gobierno estadounidense, tendría que renunciar a su cargo y tener el aval del Senado.

El legislador ha actuado como una suerte de canciller informal y el pasado mes de marzo acompañó al presidente brasileño en su primera visita oficial a Estados Unidos, donde participó en el encuentro que Bolsonaro mantuvo con Trump en el salón oval de la Casa Blanca.

El canciller de Brasil, Ernesto Araújo, quedó afuera de esta reunión, pero, según la versión oficial del Gobierno, Eduardo participó del encuentro apenas porque habría sido invitado por el propio presidente estadounidense.

Brasil no cuenta con representante en la capital estadounidense desde hace algunos meses, cuando el diplomático Sergio Amaral fue transferido de Washington a una oficina de la cancillería brasileña en Sao Paulo.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorFiscales de SDE saldrán a las calles con videocámaras para documentar operativos y allanamientos
SiguienteTrasladan a cementerio Puerta del Cielo restos del fallecido merenguero Cherito