Esta marcha es el acto principal de la décima jornada de protestas desde que el pasado 13 de julio se conoció parte del contenido de un polémico chat en la aplicación Telegram encabezado por el gobernador y 11 de sus colaboradores más íntimos (todos hombres), en el que se discutían asuntos de política pública y partidistas, y en el que se ordenaba dañar la reputación y perseguir a políticos de la oposición, así como a funcionarios federales.

En las 889 páginas abundaban también las burlas e insultos machistas y homofóbicos, y comentarios insensibles y mofas sobre la muerte de figuras como Carlos Gallisá y Marta Font, al igual que sobre la crisis del manejo de cuerpos en Ciencias Forenses. Según un informe del Colegio de Abogados y Abogadas, hay aseveraciones en el chat que podrían constituir delitos criminales.

En San Juan hay cielos despejados y un sol radiante que ilumina a la multitud, muchos con banderas de Puerto Rico. También, las personas visten camisas que leen “Ricky Renuncia” y portan cartelones que condenan algunos de los comentarios más ofensivos que escribió el gobernador en el controvertible chat de Telegram.

“La crisis estalló con esta administración, pero estamos indignados con todos los partidos. Esta molestia viene de muchos años. Y aquí estamos, la generación del ‘yo no me dejo’, como nos han bautizado haciendo valer el sentir del pueblo. (Ricardo Rosselló) dice que lo eligió el pueblo y ese mismo pueblo le dice que se vaya”, sentenció Rey Santiago, residente en Guayama.