Con dolor y desesperación familiares piden justicia

Santo Domingo, RD.- Con dolor y desesperación familiares de un raso de la Policía Nacional exigen a las autoridades justicia con su caso. Este fue muerto de varios disparos en un confuso incidente donde también se vio involucrado un asimilado honorífico de la institución del orden.

Estas fueron las pocas declaraciones de vecinos, y allegados del raso Steven Contreras, de 24 años, sobre el momento en que este recibió varios impactos de balas cuando se adentraba al denominado “Callejón de la Chancleta” de Cristo Rey a buscar a su novia.

Según denuncian familiares, el conflicto se suscitó tras un intercambio de palabras entre Contreras y otros tres jóvenes, alegadamente vinculados al microtráfico, identificados como Bienvenido Javier Ángeles Guerrero, de 27 años; Julio Santiago Taveras Tejeda, de 31, y el asimilado honorífico José Antonio Guerrero, quien resultó herido de balas en una pierna.

Los parientes del occiso se encuentran desconsolados por el hecho y piden justicia, ya que definen al joven como un hombre de bien.

Los informes policiales indican que Bienvenido y Julio, se oponían a que el agente policial circulara en el lugar, debido a que supuestamente operaban un punto de venta de drogas.

Por la muerte del raso hasta el momento solo guarda prisión el asimilado honorífico, mientras que los otros dos se encuentran prófugos.

Los restos de Contreras fueron sepultados pasadas las tres de la tarde del domingo en el Cementerio Cristo Rey.

Por: Dahia Sena