¿Cuántos nutrientes aportan los lácteos a nuestro cuerpo?

Se recomienda tomar entre 2 y 4 raciones de lácteos al día

Los lácteos se encuadran en el cuarto eslabón de la pirámide de nutrición, siendo la principal fuente dietética de calcio en nuestra alimentación.

Son alimentos que se consideran de consumo diario, al igual que frutas y hortalizas; los cereales y sus derivados; los tubérculos, legumbres frescas y el aceite de oliva.

Por su valor nutritivo, los lácteos son importantes para todos los grupos de edad, especialmente para los niños, jóvenes, personas mayores y mujeres embarazadas o en período de lactancia. En el grupo de los lácteos encontramos la leche y sus derivados, como queso, yogur, requesón, cuajada y otras leches fermentadas como el kéfir.

Cabe mencionar que la mantequilla y la nata, aunque se obtienen de la leche, desde el punto de vista nutricional, no se incluyen dentro de este grupo ya que se consideran grasas de origen lácteo.

Laura González, responsable de salud y nutrición de Nestlé,  desglosa cada uno de los  nutrientes que nos aportan estos alimentos:

Proteínas: Las proteínas que contienen los lácteos son de alto valor biológico, un tipo de proteínas similares a las de la carne, pescado o, incluso, similares a las del huevo.

Grasas: Son, principalmente, grasas de origen animal y, por tanto, grasas saturadas. Por ejemplo, en el caso de la leche entera, de los 3,5 gramos de grasa por 100 mililitros de leche, dos tercios de esta grasa es saturada.

Lactosa: La lactosa es un azúcar natural que tiene la leche. Su cantidad es variable. Por ejemplo, es mayor en la leche que en los quesos curados y que en los yogures, puesto que estos últimos han sufrido una fermentación.

Minerales: El mineral que más destaca es el calcio. La leche aporta unos 120 miligramos de calcio por cien mililitros de leche. Los quesos suelen tener mayor cantidad de calcio, especialmente si son curados, dada la menor proporción que tienen de agua.

Vitaminas: Los lácteos nos aportan vitaminas como A y D en los lácteos enteros y en los quesos, especialmente en los curados. Estas vitaminas están ausentes en los lácteos desnatados, a no ser que se añadan después del proceso de producción.

El calcio no sólo es importante para la salud, sino que juega un papel clave en numerosos procesos de nuestro cuerpo como el filtrado renal, la conducción nerviosa o el funcionamiento muscular.

Se recomienda, aproximadamente, tomar entre 2 y 4 raciones de lácteos al día según la edad y el estado fisiológico de la persona.

Fuente: EFEsalud

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorUna maestra de EE.UU. pasará 20 años en prisión por abusar sexualmente de un alumno de 13 años
SiguienteFranklin Almeyda dedica canción a Rodríguez Marchena