Un científico ruso modificará genéticamente a 5 bebés para que no sean sordos

El científico podría enfrentar un gran rechazo

Tras el polémico nacimiento de bebés genéticamente modificados en China, el científico ruso Denis Rebrikov anunció sus planes de emplear la misma metodología para modificar genéticamente a los bebés de cinco parejas de voluntarios. La iniciativa tiene como propósito salvarlos de la sordera.

Se trata de la técnica llamada CRISPR, que el científico chino He Jiankui usó para dotar de inmunidad al SIDA a los embriones humanos, un hecho que fue anunciado a finales del 2018 después de que nacieran los primeros bebes con la modificación genética.

Por su parte, el científico ruso optó por tomar otra vía de acción y decidió anunciar su experimento de antemano y recibir los correspondientes permisos por parte de las autoridades, algo que su homólogo chino no hizo y ahora se enfrenta a una investigación.

Así, el 4 de julio Rebrikov relató al medio New Scientist que ya cuenta con cinco parejas rusas que están ansiosas por permitirle que modifique a sus bebés, pero por una razón muy diferente: quieren prevenir la sordera congénita.

Ello se debe al hecho de que cada uno de los padres que quieren participar en este estudio es sordo debido a unas mutaciones en su genoma GJB2.

El problema es que cuando los dos padres presentan estas mutaciones, se garantiza que sus hijos serán sordos al nacer.

A pesar de los evidentes beneficios para sus pacientes y una justificación aparentemente mayor en comparación con el experimento chino, Rebrikov se enfrenta a una polémica similar en relación a la modificación genética de embriones humanos.

Aparte de los inherentes riesgos y unas consecuencias impredecibles de tales intervenciones, el científico podría enfrentarse incluso al rechazo por parte de las comunidades de sordos que no consideran que sea necesario curarlos.

 

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorJennifer López suspende concierto en New York por apagón
SiguienteUso de WhatsApp fortalece la autoestima, según estudio