Santo Domingo, RD.- El vocero del bloque diputados del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Ronald Sánchez, dijo este martes que no sesionarán hasta que no retiren el cordón militar que fue instalado en las afueras del Congreso Nacional ante la expectativa de protestas en contra de una posible modificación constitucional.

“Porque en múltiples ocasiones han agredido a este cuerpo legislativo y nosotros como bancada asumimos el compromiso de mantenernos sentados acá, pero que hasta no retiren ese cordón militar no sesionamos  y ese es el mandato que le damos a nuestra bancada”, insistió.

Contenido relacionado: Seguidores de Leonel Fernández continúan apostados frente al Congreso Nacional

Este lunes varios legisladores leonelistas fueron agredidos con bombas lacrimógenas por  agentes policiales en las afueras del Congreso. Uno de los afectados es el diputado Henry Merán, quien se encuentra ingresado en la clínica Independencia. También un estudiante universitario resultó afectado.

Dijo que el PRM tiene un rol importante en la sociedad dominicana que es preservar la institucionalidad ante todo.

Sostuvo que no se pueden trabajar en un ambiente militarizado, donde dijo los agentes no garantizan la integridad de los legisladores.

Sostuvo que los peledeistas han traído el  problema del Partido de la Liberación Dominicana al seno del Congreso.

“Al punto tal que estamos militarizados como si  estuviéramos en Sinaloa o  en una zona de un país que sea muy violento. Estamos manifestando una injerencia del Poder Ejecutivo donde manda militares de alto mando a ocupar el Congreso”.

Insistió “aquí podremos discutir, subir el tono de la voz, pero aquí nadie es delincuente, aquí nadie amenaza este Congreso”.

Por: Darli Leocadio