¿Polvos asesinos? La polémica detrás de la empresa Johnson & Johnson

Santo Domingo, RD.- Hace unos años se debatía el tema de que los polvos de la marca Johnson contenían sustancias cancerígenas, de hecho en Estados Unidos, los casos más recientes corresponden al de una señora que desarrolló cáncer de ovarios y otra de pulmón, según ellas, por usar durante varios años este producto. Por  esa razón demandaron a la compañía Johnson & Johnson y ganaron el caso.

A pesar de ese fallo, el producto se continuó comercializando en diferentes partes del mundo, incluyendo República Dominicana, en donde nunca se ha determinado si los polvos de la referida marca realmente contienen sustancias nocivas para la salud de los consumidores. Nosotros quisimos ir más a fondo con este tema e hicimos algunos estudios de laboratorio no solo a los polvos de la marca Johnson, sino a otras que se expenden en el mercado dominicano y los resultados fueron preocupantes.

Datos de la Dirección General de Aduanas indican que República Dominicana importa cada año millones de unidades de polvos para perfumar el cuerpo y para uso cosmético. En los últimos tres años, se aprecia un incremento considerable en esta importación. En 2016 se importaba más de dos millones de polvos, en 2017 se duplicó esta cantidad, en 2018 se mantuvo la cifra del año anterior y en marzo de este año, en solo tres meses, ya se había introducido al país la mitad de lo importado en todo 2016.

En total, casi doce millones de polvos, entraron a territorio dominicano en los últimos tres años desde diferentes partes del mundo, incluyendo los de la marca Johnson & Johnson, el cual a pesar de la polémica en la que se ha visto envuelta la empresa entorno a la composición de sus componentes y los posibles daños a la salud, su venta se ha mantenido en los diferentes establecimientos comerciales del país.

En Agosto de 2017, un tribunal de Los Ángeles, California, condenó a Johnson & Johnson a pagar 417 millones de dólares a una mujer que desarrolló un cáncer de ovarios después de usar durante años el polvo de talco de la empresa.

Eve Echeverría, de 63 años, oriunda de Los Ángeles, dijo que había usado el talco como parte de su rutina de higiene femenina desde que tenía 11 años. Dejó de usarlo cuando en 2016 leyó sobre una mujer que lo había utilizado y enfermó de cáncer de ovario.

Te recomendamos: Las Harley de Barrio Seguro convertidas en chatarra y vendidas a precio de “vacas...

En el territorio nacional no contamos con estudios que arrojen luz sobre la incidencia del cáncer de ovarios. De manera que es muy poco lo que se sabe sobre sus principales causas.

Johnson & Johnson ha apelado las decisiones judiciales en su contra, pues lleva alrededor de cuatro, y ha dicho a través de comunicados que continuará defendiendo la seguridad del producto. Sin embargo, informes de prensa destacan que la posible presencia del carcinógeno ha sido una preocupación para la empresa desde hace décadas.

De acuerdo con una investigación de la agencia Reuters publicada el 14 de diciembre de 2018, Johnson & Johnson supo durante años que su talco y algunos polvos daban positivo en las pruebas de asbesto o amianto, y aunque los médicos, los abogados y los ejecutivos de la compañía se molestaban con los hallazgos, nunca alertaron a los consumidores ni a los reguladores.

Las acciones de Johnson & Johnson en la Bolsa de Valores cayeron al difundirse los resultados de esta investigación, hecha supuestamente a partir de documentos internos, notas confidenciales y declaraciones jurídicas que presuntamente la firma se vio obligada a compartir con abogados de casi 12.000 demandantes, entre ellas miles de mujeres víctimas de cáncer de ovario.

 

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorAspirante a senador por el PRM interpone acción de amparo contra reservas
SiguienteTrabajadores cañeros exigen pensión y seguro médico en CNSS