Santo Domingo, RD.- Una gran capa de lilas vuelve afectar las aguas del río Isabela, situación que ha trastornado las actividades cotidianas de comunitarios y pescadores de la zona.

Tres kilómetros de lilas cubren las aguas turbias del río Isabela desde hace apropiadamente tres meses.

Contenido relacionado: Aguaceros vuelven a arrastrar basura al río Isabela

Este panorama se visualiza en los tramos que conectan con el afluente en los sectores de la Zurza, el hoyo de Chulita, Cristo Rey  y Arroyo Hondo.

Comunitarios afirman ha faltado voluntad de parte de las autoridades para resolver esta situación.

Pescadores son los más afectados, ya que aseguran sus ventas han mermado en más de un 90%.

Los caudales del río Isabela albergan incalculables cantidades de basura y lilas que lo acompañan hasta llegar al río Ozama y este, a su vez, arroja los desechos sólidos y las lilas a las aguas del mar Caribe.

Las lilas absorben la mayor parte del río hasta mezclarse con la orilla, provocando que sea casi imposible distinguir una de la otra.

Por: Suzan Castaño