El Departamento de la Policía en Nueva York investiga el caso de un joven de ascendencia Dominicana que murió tras recibir un disparo en la cabeza cuando se encontraba con sus amigos fuera de un edificio en Brooklyn.

En imágenes captadas por una cámara de vigilancia desangrándose sobre la acera, así quedó Charles Reynoso.

Tras el hecho, familiares y amigos sumergidos en un profundo dolor lloran al joven quien cumpliría 25 años este próximo domingo.

Su madre sumergida e llanto, dijo “yo no lo pude ver hoy pero yo sé que él me va dar esa fuerza que yo necesito para ver a mi hijo en un ataúd y quién sabe si posiblemente que el día de su cumpleaños sería el día que en que yo lo voy a ver en la manera en que lo voy a ver en un ataúd no es posible que me le hallan arrebatado la vida a mi hijo”.

“Parece que el tumbó el tipo el tipo taba abajo mi hijo era un muchacho alto cuando le disparó el tipo le dio un tiro en la boca y le quitó la vida inmediatamente a mi hijo”.

Las autoridades indican que a alrededor de las 5 y 5 de la mañana llegaron al frente del 508 de calle 166 en el Alto Manhattan, donde habría sido asesinado Charles.

De acuerdo a Familiares, la víctima estaba con cuatro amigos más practicando boxeo. Otras 4 personas se acercaron para atracarlo robándole parte de sus pertenencias incluyendo una cadena.

Entre lágrimas y con los corazones en pedazos, a Charly como le llamaban cariñosamente lo describen como un hombre de buenos sentimientos y emprendedor.

En tanto, su padre expresó que ese caso no se quede impune porque era un niño querido por todo el mundo.

Asimismo, las hermanas del joven dijeron que la fe es el refugio de sus hermanas que piden justicia y que lo ocurrido no quede impune. “Nos quitaron a nuestra luz pero esa luz no quedará en vano. Así que por favor justicia para Charly”

Los buenos recuerdos del joven de ascendencia dominicana quedarán en las memorias de estas personas que tanto lo querían. Recuerdos que también aliviarán el sufrimiento de esta madre que en su último día en vida no le alcanzó el tiempo para verlo.