Huawei asegura que actualizará sus equipos pese al veto de Google

Huawei garantizará las actualizaciones de seguridad y los servicios posventa a todos los dispositivos telefónicos y tabletas ya vendidos o aún en almacenamiento. Así ha insistido después de que se haya confirmado que Google dejará de venderle componentes y software, en un nuevo episodio de la guerra tecnológica y comercial en que están enzarzados China y Estados Unidos.

Google confirmó este lunes que ha restringido el acceso del gigante tecnológico chino a las actualizaciones de su sistema operativo Android y algunos servicios de móviles, después de que el Gobierno estadounidense incluyera la semana pasada a Huawei en una lista negra que dificulta que las compañías estadounidenses puedan hacer negocios con esta la firma china.

La firma de Shenzhen, la joya de la corona del sector tecnológico chino, se ha descrito como “un socio global clave de Android”. Como tal “hemos cooperado estrechamente con su plataforma para desarrollar un ecosistema que ha beneficiado tanto a los usuarios como a la industria”, ha declarado Huawei. “Seguiremos creando un ecosistema de software seguro y sostenible, para proporcionar la mejor experiencia para todos los usuarios en todo el mundo”, ha agregado.

Aunque la compañía china garantiza el servicio a los terminales telefónicos ya vendidos, no especifica qué va a pasar con los que fabrique a partir de ahora.

Huawei, el segundo mayor vendedor de móviles del mundo, solo por detrás de la surcoreana Samsung, se ha convertido en una piedra de toque de las relaciones entre Washington y Pekín, una disputa donde el premio en el área tecnológica es la supremacía en las redes 5G.

El año pasado el gigante chino vendió 208 millones de teléfonos en todo el mundo, de los que casi la mitad se distribuyeron fuera de China.

Fuente: El País 

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorEnfermeras realizan paro de labores por déficit de personal
SiguienteCristina Fernández llega a los juzgados para su primer juicio por corrupción