La medida se tomó para hacer frente al incremento de migrantes y al “desorden público”

Este viernes el gobierno de Aruba decidió decretar el cierre de su frontera con Venezuela, horas después de que el gobierno nacional anunciara la reapertura de sus pasos fronterizos con Brasil y la isla.

El vicepresidente sectorial de Economía, Tareck El Aissami, anunció en rueda de prensa la medida y aseguró que el paso había sido abierto por instrucciones del presidente Nicolás Maduro como parte de “las nuevas relaciones con los países hermanos”.

Sin embargo, cuando el gobierno de Aruba conoció la decisión, emitió un comunicado informando que la frontera se mantendría cerrada, al menos, por un mes más.

A través de la misiva, explicaron que la medida se tomó para hacer frente al incremento de migrantes y al “desorden público” que esta situación ocasiona.