Se queja de los altos precios del pescado y otros alimentos

Azua RD.– Durante este Viernes Santo, los balnearios de playas y ríos de las provincias de Barahona, Azua y Peravia, recibieron una masiva presencia de bañistas, en tanto el comercio en el centro de estas ciudades cerró sus puertas en más de un 90%.

En balnearios como Los Patos, San Rafael y las playas Saladilla y Quemaito, las personas disfrutaron de las aguas, siendo la única queja los altos precios del pescado y otros alimentos.

Aunque mantienen un misterio con las informaciones, los representantes del Comité Operativo de Emergencias (COE), solo registran intoxicaciones alimentarias.

Durante el día las autoridades no registran víctimas por accidentes de tránsito o riñas en balnearios y centros de diversión, pero mantienen la vigilancia.

El horario establecido para el cierre de los balnearios es a las seis de la tarde y mantienen el llamado a precaución porque es en el retorno donde ocurren la mayor cantidad de accidentes.