El sepelio del niño será este jueves en horas de la mañana

Santo Domingo RD.- Un gran dolor invade a la familia del niño de ocho años que fue envenenado por su padre, quien tras cometer el horrendo hecho también trató de quitarse la vida.

El menor es velado en el municipio de Pedro Brand, donde sus parientes exigen justicia.

Con la mirada perdida y con llantos de desesperación, la madre y abuela materna del niño Robert de Jesús, a quien cariñosamente llamaban Chucho, lamentaban su muerte.

La familia pidió que se haga justicia, tras afirmar que el padre del niño identificado como Robert de Jesús López había mostrado comportamientos violentos anteriormente.

El dolor también embarga a la familia del agresor y condenan la acción del hombre.

De Jesús López, quien es chofer del transporte público, aprovechó a que se encontraba solo con el menor para darle a tomar el veneno, y luego ingirió la misma sustancia.

El hombre permanece ingresado en el hospital Rodolfo de la Cruz Lora del municipio Pedro Brand y su estado es estable.

El sepelio del niño será este jueves en horas de la mañana, mientras se espera la recuperación de su padre para su sometimiento a la justicia.