Su anillo de bodas se fue por el escusado justo cuando lo estaba lavando

Seguramente te ha pasado en más de una ocasión que, por descuido, se te ha ido algo por el inodoro, siendo el más común de este tipo de accidentes la caída del teléfono celular a la taza del baño.

Pero hace 9 años, una mujer llamada Paula Stanton, se encontraba haciendo las labores del hogar en su casa, cuando de repente, tuvo la mala fortuna de que su anillo de bodas se fue por el escusado justo cuando lo estaba lavando.

“Estaba limpiando y sabía que debía haberse caído. Me sentí tan mal por eso. Triste y avergonzada”, comentó Paula en entrevista, quien también indicó que ese anillo se lo había regalado su esposo por su vigésimo aniversario de casados.

Pero este año, pasado el Día de Acción de Gracias, festividad que Paula y su marido celebraron en casa de su hijo en Carolina del Sur, al volver a su hogar encontraron una nota pegada en la puerta, en donde les pedían se pusieran en contacto con el departamento de obras públicas de su ciudad.

Resulta ser que uno de los trabajadores se encontraba haciendo labores en la red del drenaje, cuando de repente se topó con el anillo, y recordó que hace algunos años, Stanton estaba buscando el suyo.

Cuando fue a la oficina, Paula pudo corroborar que se trataba del suyo por las iniciales que tenía grabadas en su interior.

Por fortuna, la historia tuvo un final feliz.

FUENTE: ARV