Las ganancias netas de la empresa con sede en Rio de Janeiro se elevaron a 23.700 millones de reales

Petrobras obtuvo ganancias netas de 6.600 millones de reales (USD 1.700 millones) en el periodo julio-septiembre, en su tercer trimestre consecutivo de beneficios, informó el martes la petrolera controlada por el Estado, que sale de un grave escándalo de corrupción en Brasil.

El resultado es veinticinco veces superior a las ganancias de 266 millones de reales registradas en el mismo periodo de 2017.

Así y todo, se sitúa por debajo de los 10.009 millones de reales esperados en promedio por cinco instituciones financieras consultadas por el diario económico Valor.

El Ebitda ajustado (lucro antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) del tercer trimestre alcanzó los 29.856 millones de reales, un fuerte repunte respecto a los 19.223 millones del mismo periodo del año pasado.

Esos resultados incluyen el desembolso de 853 millones de dólares para cerrar denuncias colectivas en Estados Unidos por los perjuicios ocasionados a los inversores por el escándalo de los sobornos pagados por grandes constructoras a políticos de casi todos los partidos para obtener contratos en la firma.

Esa investigación, llamada Lava Jato (lavadero de autos), explica en gran parte, para muchos analistas, la reciente victoria electoral del ultraderechista Jair Bolsonaro.

En los primeros nueve meses del año, las ganancias netas de la empresa con sede en Rio de Janeiro se elevaron a 23.700 millones de reales, multiplicando por 4,7 las del mismo lapso del año pasado.

El Ebitda ajustado de enero a septiembre fue de 85.700 millones de reales.

Reducción de la deuda

"Ese desempeño se debe a las mayores márgenes en las exportaciones de las ventas de derivados en Brasil, impulsadas por el aumento del [barril de] Brent y la depreciación del real" frente al dólar, detalló la compañía en un comunicado, que también destaca "la disciplina con el control de gastos y los intereses menores, debido a la reducción del endeudamiento".

FUENTE: AFP