Huracán Michael toca tierra en Florida con vientos de 155 millas

COMPARTIR

También existe la posibilidad de tornados en algunas zonas del Panhandle

El poderoso huracán Michael tocó tierra este miércoles cerca de Mexico Beach, en el noroeste de Florida, donde descargó la furia de sus catastróficos vientos de 155 millas por hora (242 km/h), de casi categoría 5, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Desde hace años no ha llegado a la zona del "Panhandle" de Florida un huracán como Michael, que ha ido fortaleciéndose desde que este martes se adentró en el Golfo de México y hoy de madrugada llegó a la categoría 4 de la escala de Saffir Simpson, de un máximo de 5.

Contenido relacionado: En vivo: trayectoria actual del “extremadamente peligroso” huracán Michael

Los catastróficos vientos del huracán desembarcaron a unas cinco millas al noroeste de Mexico Beach, una zona con menos de 1,200 habitantes, ubicado al este de Panama City.

Tras el arribo de Michael, los mayores peligros son la posibilidad de una marejada ciclónica de 9 a 14 pies y el impacto catastrófico de los vientos, dijo Pablo Santos meteorólogo del Centro Nacional de Huracanes (CNH).

También existe la posibilidad de tornados en algunas zonas del Panhandle y el norte de Florida, en áreas de Georgia y el sur de Carolina del sur.

“Esto es un evento catastrófico para esa zona”, aseguró Santos.

Se esperaba que la furia de los vientos de Michael, el séptimo huracán de la temporada en el Atlántico en 2018, derribe árboles y el tendido de la electricidad, vuele techos de casas, destruya edificaciones y afecte puentes.

De hecho en Panama City Beach los vientos comenzaron a castigar algunas edificaciones. Una casa en construcción colapsó y el techo se desprendió.

La empresa de electricidad Duke Energy Florida calcula que habrá entre 100,000 a 200,000 cortes del fluido eléctrico por el paso de Michael y que restituir el servicio podría tomar semanas.

“Los datos históricos y la experiencia de la compañía indican que una restauración completa tras una tormenta de esta magnitud podría tomar desde varios días hasta más de una semana, dependiendo de la extensión del daño real, la capacidad de los equipos de llegar a zonas e islas remotas, y las condiciones tras el paso del huracán, como inundaciones”, explicó la compañía.

Duke Energy movilizó a más de 7,000 miembros de su personal al noroeste de Florida.

Fuente: El Nuevo Herald

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

AnteriorPonderan aprobación proyecto ley Programa Nacional de Audición e Intervención Temprana
SiguienteProfesores acuden masivamente a elecciones ADP en interior del país