Freddy Valdez, perfilado a ser uno de los mejores jardineros en la clase 2018

Boca Chica.- La organización de los Mets de New York firmaron a ocho prospectos dominicanos de diferentes posiciones, con lo que ratifica su convicción hacia el talento de Latinoamérica para seguir formando futuros jugadores de Grandes Ligas.

Al celebrarse este 2 de julio el inicio del período de las firmas de los prospectos internacionales 2018-2019, el grupo de jóvenes, que dio el primer paso al gran sueño de llegar a las Mayores, lo encabeza el talentoso receptor de Venezuela, Francisco Álvarez, a quien los Mets otorgaron un bono de firma de US$2,700,000.

Francisco es un Jugador de un físico fuerte y compacto que se destaca por la capacidad ofensiva, además de que puede combinar la habilidad de batear para promedio y conectar jonrones, para ubicarse en la mitad del lineup.

“Defensivamente puede ser un Catcher de todos los días a nivel de Grandes Ligas, con un brazo por encima del promedio y cabe resaltar que su ética de trabajo y actitud (makeup) es muy por encima del promedio”, explicó Ismael Pérez, supervisor de Scouting en Venezuela, quien descubrió y “escauteo” esta joya de pelotero.

El otro prospecto es el dominicano Freddy Valdez, perfilado a ser uno de los mejores jardineros en la clase 2018.

Las principales herramientas del jugador que recibió un bono de US$1,450,000, son la habilidad de bateo y su gran poder hacia todas las bandas. Se proyecta que puede comenzar su carrera en el center field, ya que tiene muy buenas habilidades defensivas, incluyendo un brazo sobre promedio.

También se caracteriza por ser un joven muy trabajador con una gran disciplina dentro y fuera del terreno.

También fue firmado con un bono de US$135,000, Luis Castillo, un torpedero oriundo de Santo Domingo, quien tiene excelentes habilidades defensivas y un brazo sobre el promedio.

Castillo, que desde niño ha mostrado un gran respeto al deporte, entrenadores y compañeros de equipo, es un bateador zurdo que muestra una gran disciplina en el plato con poder ocasional. Se proyecta ser un torpedero regular en las Grandes Ligas con la habilidad de conectar muchos extrabases.

Este 2 de Julio además recibió un bono de firma Bradly Encarnación (US$125,000), quien nació en Santo Domingo. Es un bateador ambidiestro con habilidades por encima del promedio, por la destreza que posee de usar todo el terreno y conocimiento de la zona de strike.

Sus cualidades defensivas son por encima del promedio, lo cual lo perfila ser un jugador del medio del infield por muchos años en las Grandes Ligas, ya que además tiene brazo promedio y su velocidad impactará el juego. Bradly siempre ha sido un joven muy inteligente gracias a la motivación y el apoyo de sus padres, pues ambos son profesionales.

Por: Julio Castro