Comey dirá que Trump trató de influir en investigación sobre Rusia

COMPARTIR

Comey ofrece impactantes detalles y descripción de cinco conversaciones separadas que tuvo con Trump

El destituido director del FBI Jim Comey dirá a la Comisión de Inteligencia del Senado el jueves que el presidente Donald Trump le pidió lealtad durante conversaciones en la Casa Blanca relacionadas con el manejo de las investigaciones de la agencia a funcionarios actuales y pasados del gobierno, incluido el Presidente.

La Comisión publicó el miércoles una copia de las siete páginas de la declaración que Comey leerá al inicio de la audiencia del jueves.Poco antes, el Director de Inteligencia Nacional y otros altos funcionarios de inteligencia se negaron a responder las preguntas de los integrantes de la Comisión sobre Comey y la investigación sobre Rusia

En su declaración escrita, Comey ofrece impactantes detalles y descripción de cinco conversaciones separadas que tuvo con Trump, en las que incluye fuertes sugerencias de que el Presidente trató de influenciar las investigaciones del FBI.

"El presidente dijo, 'necesito lealtad, espero lealtad'", escribe Comey recordando una de las reuniones en la Casa Blanca. "No me moví, hablé o cambié la expresión de mi rostro de ninguna manera durante el incómodo silencio que siguió. Simplemente nos quedamos mirándonos en silencio*, dice el texto del ex director del FBI.

Declaración a la Comisión

En sus declaraciones preparadas, Comey dice que le dijo a Trump en más de una ocasión que no estaba siendo investigado por el FBI sobre si sus asociados habían tenido contactos inadecuados con funcionarios del gobierno ruso.

En otra parte del escrito, Comey testificará que Trump le pidió el 14 de febrero que "abandonara" la investigación a Michael Flynn, quien había sido despedido del cargo de asesor de seguridad nacional la víspera. "Espero que pueda encontrar la manera de abandonar esto, de dejar de lado lo de Flynn", dice Comey citando a Trump. "Él es un buen tipo. Espero que pueda abandonar esto", agregó el presidente, según la declaración de Comey.

El mes pasado, durante una conferencia de prensa conjunta con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, Trump negó enfáticamente haber presionado a Comey para que cerrara o se retirara de la investigación de Flynn. "No, no. La siguiente pregunta", respondió el mandatario estadounidense a un reportero.

En la misma conferecia de prensa, Trump rechazó las presunciones de que funcionarios de su gobierno habían colaborado con Rusia para influenciar la elección presidencial.

"Todo esto ha sido una cacería de brujas", dijo Trump. "Y no ha habido colaboración entre, ciertamente yo o mi campaña (y Rusia)", agregó.

La vocera de la Casa Blanca, Sara Huckabee Sanders, quien viajó con Trump a Cinncinati el miércoles, dijo a los periodistas abordo del Air Force One, que "no puede imaginarse que el presidente no mantenga su palabra", pero dirigió a los periodistas a hacer futuras preguntas al abogado presidencial.

"Pienso que la publicación (de la declaración) ahora, es un poquito interesante, directamente después del testimonio de la otra audiencia más temprano", dijo Sanders.

La destitución de Comey

Trump despidió a Comey el mes pasado. La Casa Blanca al principio emitió un comunicado diciendo que la destitución fue hecha basada en la recomendación del vicesecretario de Justicia Rod Rosenstein, quien había escrito un memorando criticando la forma como Comey manejó la investigación de los correos electrónicos de la ex candidata presidencial demócrata Hillary Clinton.

Posteriormente Trump contradijo esa afirmación, diciendo a un periodista que "había estado pensando en 'esa cosa de Rusia'" cuando despidió a Comey.

Expertos presidenciales dicen que, si se confirma la versión de Comey de los eventos, eso representaría un reto significativo a las tradicionales barreras que existen para preservar la independencia de las instituciones policiales de Estados Unidos.

"Hay un nivel de preocupante interacción entre el presidente y el FBI que no creo hemos visto desde la época de Watergate", dijo Dan Mahaffee, director ejecutivo del Center for the Study of the Presidency and Congress.

Algunos críticos de Trump dicen que las descripciones de sus intentos de interferencia no solo son inadecuadas, pero constituyen una obstrucción de la justicia.

El testimonio de Comey generó fuertes resacciones de los demócratas en el Congreso.

Adam Schiff, el demócrata de mayor rango en la Comisión de Inteligencia, calificó las alegaciones como "preocupantes".

En un comunicado, Schiff dijo que la interacción del presidente con Comey, "representa otro esfuerzo inapropiado para forzar a las agencias de inteligencia a actuar como los relacionistas públicos de la Casa Blanca y socavar la independencia e integridad de la comunidad de inteligencia".

Reacción republicana

Abogados de la Casa Blanca dijeron que el presidente Donald Trump se sentía totalmente reivindicado por las las dañinas acusaciones del exdirector del FBI James Comey de que él se sintió presionado por el presidente para que abandone la investigación de la agencia al ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn.

Marc Kasowitz el abogado privado del presidente, dijo que Trump está complacido de que Comey finalmente ha confirmado que el presidente no está siendo investigado en una de las averiguaciones sobre Rusia.

"El presidente se siente completa y totalmente reinvindicado. Está ansioso de continuar con su agenda", dijo Kasowitz.

La reacción republicana fue inicialmente despreocupada. En un tuit, el Comité Nacional Republicano sugirió que el testimonio de Comey era inconsecuente.

Poco antes, el miércoles, dos altos funcionarios de inteligencia de Estados Unidos dijeron a la Comisión de Inteligencia del Senado que no se sintieron presionados inapropiadamente por el presidente para que nieguen la posible colaboración de asistentes de la campaña de Trump con Rusia en la elección del año pasado.

Sin embargo, el director nacional de inteligencia Dan Coats y el director de la Agencia de Seguridad Nacional, Michael Rogers, dijeron a la Comisión de Inteligencia del Senado que no discutirían los detalles de sus conversaciones con Trump en los últimos meses. Ambos se negaron a Responder preguntas acerca de si Trump les pidió intervenir para contener la investigación sobre la interferencia rusa en la campaña de 2016.

"Nunca me sentí presionado para intervenir o interferir de ninguna manera arreglando datos de inteligencia de una manera política", dijo Coats. "O, en relación con alguna investigación actual", señaló.

Un informe del Washington Post en marzo, menos de una semana después que el Senado confirmara a Coats como director de las 17 agencias de inteligencia de EE.UU., Trump le pidió hablar con el entonces director del FBI, James Comey, para que dejara de investigar al primer asesor de seguridad nacional de Trump, Flynn, a quien Trump había despedido después de 24 días en el cargo por mentir al vicepresidente Mike Pence sobre sus contactos con Sergei Kislyak, el embajador de Rusia en Washington.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

AnteriorAbinader asegura que incluyeron a Bautista en caso Odebrecht “para tratar de intimidar al PRM”
SiguienteEste jueves trasladarían a Ángel Rondón a cárcel La Victoria