Pilotos franceses habían suspendido en varias ocasiones operación de los 700 kilos de cocaína

Santo Domingo RD.- Los pilotos franceses habían suspendido en reiteradas ocasiones la operación de los 700 kilos de cocaína luego de recibir informaciones de que la Dirección Nacional de Control de Drogas DNCD, les tenía los talones pisados.

En exclusiva NCDN, muestra el momento en que dos comandos de la DNCD interceptan el avión Falcón 50 de matrícula francesa, y de la posición del fiscal actuante en el caso.

Pasadas las 10 y 30 minutos de la noche del 18 de marzo del 2013, cuando arriba al Aeropuerto Internacional de Punta Cana, el helicóptero OH58 de la Dirección Nacional de Control de Drogas junto a dos aviones Súper Tucanos.

En este tenor, en la pista de vuelo el primero en desmontarse fue Rolando Rosado Mateo, en ese entonces presidente de la DNCD. Aquí en varias ocasiones toca la puerta, del lado del piloto del avión Falcón 50 matrícula francesa FGXMC, que se disponía a despegar hacia Francia.

Logrado el propósito, el primero en ser sacado de la aeronave es Alain Castany, junto a él se encontraban los pilotos Bruno Odos, Pascal Fauret y el pasajero Nicolás Pisapia.

Inmediatamente las autoridades junto a un fiscal procedieron a requisar el interior del avión encontrando en diferentes compartimientos las 26 maletas, en cuyo interior estaban distribuidos los más de 700 kilos de cocaína.

Mientras, que el fiscal del caso Milciades Guzmán, mediante un comunicado al procurador explicó que había solicitado que el caso sea declarado complejo, porque según informaciones en el Aeropuerto Internacional de Punta Cana, existía una poderosa red de narcotráfico internacional.

Se cuestionó por qué a los pilotos le fue variada la prisión preventiva.

En este sentido, Guzmán revela además que los pilotos franceses y el pasajero Nicolás Pisapia, pasaban varios días juntos en un mismo hotel y que entre el 5 y 9 de diciembre del 2012, habían realizado un vuelo en el mismo avión con el mismo pasajero por el Aeropuerto de Puerto Plata.

Asimismo, indica que en el vuelo del 18 de marzo del 2013 se evidencio un cambio no justificado de la ruta y hora de despegue pues querían irse antes de lo acordado. Agrega que sacaron el avión fuera de la rampa y acoplarlo con un agujero luego de romper una valla y por este agujero, recibieron de forma clandestina las maletas con la droga.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorUber: “somos una empresa tecnología, no de transporte”
SiguienteEncuentran recluso ahorcado en centro penitenciario de La Vega