Autoridades mexicanas detienen a sacerdote pederasta

COMPARTIR

Jalisco, México.- Un “sacerdote” del municipio de Autlán de Navarro fue detenido el día de ayer por elementos de la Fiscalía General de Jalisco después de que se le girara una orden de aprehensión por el delito de ‘abuso sexual infantil’ en contra de una niña de 11 años de edad.

El cura ahora preso fue identificado como Francisco Javier García Rodríguez, de 60 años de edad, quien tiene su domicilio en el poblado de “El Chante”, en la población de Autlán de Navarro.

Fue el 23 de abril de 2015 cuando la madre de una niña afectada acudió ante la citada dependencia para interponer una denuncia en contra del sacerdote, pues aseguraba que éste aprovechándose de que era amigo de su familia y que le daban hospedaje en su casa de la colonia Centro, del poblado Punta Pérula, en el municipio de La Huerta, para que pasara sus vacaciones, había violado a su hija.

Agregó la señora que el día 4 de febrero le dieron asilo en su vivienda, pero lo dejaron dormir en el cuarto de la menor, sin embargo él durante la noche se pasó a la cama de la niña y la violó, pero no sólo eso sino que también la amenazó con hacerle lo mismo a su hermano pequeño, si decía algo.

Desafortunadamente, al día siguiente la pequeña volvió a ser ultrajada por el perverso cura.

Después de varias semanas, la menor se armó de valor y le platicó a su madre lo que había ocurrido y fue entonces que se presentó la querella ante la agencia del Ministerio Público, quien ordenó la realización de exámenes físicos y psicológicos, mismos que fueron hechos por peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, los cuales resultaron positivos a violencia sexual contra la menor.

Por ello y con las declaraciones de la mamá y la pequeña violentada, el representante social solicitó una orden de aprehensión en contra de Francisco Javier García Rodríguez, la cual fue otorgada por el Juez Mixto de Primera Instancia de Cihuatlán y cumplimentada en la comunidad de El Chante.

Renuncia obispo “solapador”

La detención de Francisco Javier García Rodríguez se da a la par de que el obispo de la Diócesis de Autlán de Navarro, Gonzalo Galván Castillo, enviara al Papa Francisco la renuncia anticipada al cargo “por causas graves” y ésta fuera aceptada por el Sumo Pontífice apenas el pasado jueves.

Es de señalar que Galván Castillo ya había sido señalado de encubrir actos de pederastia cometidos en este mismo municipio por el entonces sacerdote Horacio López Ramírez, a quien un joven de nombre Eric “N”, lo denuncio por haberlo violado en el 2002, cuando tenía 11 años de edad.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

AnteriorMujer quita bandera confederada en Carolina del Sur y la arrestan
SiguienteDilma Rousseff en Estados Unidos para una visita de cuatro días