El cáncer se puede prevenir con una dieta saludable

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Actualmente, ser diagnosticado con algún tipo de cáncer se ha convertido, cada vez más, en algo común. El cáncer suele ser definido como un proceso acelerado de crecimiento celular inapropiado, incontrolable y caótico en el orden biológico.

Estudios han determinado que en la aparición de esta alteración celular convergen tanto componentes biológicos y psicológicos como factores sociales y familiares. Sobre estos últimos, se reconoce la existencia de predisposiciones genéticas a padecer ciertos tipos de cáncer.

Para muchas personas, esta tendencia conlleva a una condena o sentencia fatal. Sin embargo, llevar un estilo de vida que favorezca tener una alimentación adecuada y actitud positiva puede ayudar a prevenir y evitar la aparición de enfermedades cancerígenas.

“Todas las personas tienen células cancerígenas en el cuerpo, pero no todos desarrollan la enfermedad. Por ello, el hecho de portar genes de cáncer o de diabetes no significa que estemos condenados”, asegura la Dra. Margarita Botero, especialista en medicina antienvejecimiento del Centro Médico Energía Vital Activa.

Para modificar el determinismo genético desde el medio ambiente y estilo de vida, la medicina antienvejecimiento se afinca en la nutrición como medicina anticáncer. Por ello, recomienda realizar ajustes en la alimentación, volviendo al consumo de frutas, verduras y granos. Esta nueva forma de alimentarse debe estar supeditada con una dieta diseñada sobre el equilibrio de los tres grupos de alimentos básicos (carbohidratos, proteínas y grasas). Por ende, la opción vegetariana es ideal, siempre y cuando se incluya el consumo de pescado. “Comer frutas, verduras, granos, semillas y pescado es una barrera para evitar cualquier enfermedad”, afirma la Dra. Botero.

Otros tipos de dieta que se recomiendan son aquellas que incluyan ajo, apio, espinacas, espárragos, remolacha, berenjena, coliflor, rábanos, cebollas y tomates rojos, pues son antioxidantes que contrarrestan la acción negativa de los radicales libres, producidos casi siempre por alimentos chatarras y estilos de vida desordenados. Dentro del protocolo nutricional anticáncer, es importante la ingesta diaria de dos ensaladas verdes, y de cuatro o cinco porciones de frutas (no más). Igualmente la inclusión de aceite de oliva, vinagre balsámico y aguacate es de gran importancia.

Una mesa saludable también debe incluir las lentejas, los garbanzos, las caraotas, los frijoles y carbohidratos como un plato de espagueti, arepa, yuca y pan integral. Asimismo, un pequeño postre que inyecte energía.

Por otro lado, es imperativo evitar el azúcar refinado, cambiar la leche por el yogurt o la leche de soya. Igualmente, es importante evadir las carnes rojas y las frituras.

Si la persona tiene predisposición genética, entonces debe acentuar las recomendaciones para cambiar hábitos.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

COMPARTIR
AnteriorComunidad LGBT desmiente bandera que circula en las redes corresponda a este año
SiguienteRetiran pollo asociado a casos salmonela en EEUU