Ahora dos supuestas hijas ilegítimas de Mandela reclama ser reconocidas

Nelson Mandela

Dos mujeres que afirman ser las hijas ilegítimas del extinto líder sudafricano Nelson Mandela emprendieron acciones legales para que se reconozca su alegada relación con éste, informó este lunes la agencia local de noticias Sapa.

Onica Mothoa y Mpho Pule aseguran ser fruto de infidelidades de Mandela durante su matrimonio con su primera mujer, Evelyn Mase, y sus abogados ya han recurrido a la Justicia para detener la ejecución del testamento del antiguo estadista, hecho público hace una semana y en el que ellas no aparecen.

Esta información la confirmó en un programa de la televisión sudafricana el abogado Michael Katz, uno de los administradores del testamento, a quien Mothoa y Pule anunciaron sus intenciones.

Katz aseguró que las dos mujeres solo quieren ser reconocidas en el texto de últimas voluntades y que no buscan recibir ningún dinero.

El abogado añadió que se reunirá con los demás encargados de ejecutar el testamento de Mandela para tratar la reclamación.

El patrimonio de Nelson Mandela está valorado en 46 millones de rands (más de 3 millones de euros) y se repartirá, según queda dispuesto en sus últimas voluntades, entre su familia, sus empleados, las instituciones educativas por las que pasó y el partido al que perteneció, el Congreso Nacional Africano (CNA).

Familiares de las dos mujeres explicaron al popular programa de documentales de la televisión sudafricana "Carte Blanche" que ambas intentaron ponerse en contacto con Mandela para que reconociera su paternidad, algo que nunca consiguieron.

Un representante legal de las familias dijo al programa -emitido a última hora de este domingo- que barajan solicitar una prueba de ADN de Mandela para cotejarla con la de sus dos supuestas hijas nacidas fuera de sus matrimonios.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorPresidente recibe en Palacio informes de ministerios y direcciones generales
SiguienteParalizan comunidad en Santiago por apagones