Noel Ednol se encuentra bajo control de las autoridades haitianas

Santo Domingo, República Dominicana. – La  Policía Nacional informó que está inmersa en los trámites necesarios para lograr la extradición del obrero haitiano Noel Ednol (a) Libón, quien está preso en Haití por la muerte del señor Julio Reyes Pérez Matos, de 66 años, y de su esposa Nereida Urbáez, de 55, a causa de múltiples heridas cortantes.

Libón fue apresado en Haití luego de que el pasado 19 de febrero. Al momento del apresamiento en su país de origen, se le ocupó la motocicleta marca Suzuki AX-100, color negra, que fue sustraída al señor Pérez Matos, tras cometer el hecho.

Noel Ednol (a) Libón se encuentra bajo control de las autoridades haitianas, por lo que se realizan los trámites de extradición para que éste sea trasladado a territorio dominicano para que responda por el hecho que se le imputa.

A raíz del hecho, la Policía Nacional conjuntamente con las autoridades locales, trabajaron arduamente para poner en marcha un plan de contingencia ante una multitud enardecida que reclama justicia por la muerte de Julio Reyes Pérez Matos y su esposa Nereida Urbáez.

Las medidas fueron tomadas tras la advertencia hecha por dominicanos  a los nacionales haitianos residentes en el municipio de Pedernales, a quienes le pidieron abandonar la provincia en un período de 24 horas, concluido ayer martes a las 10:00 de la mañana, cuando se llevó a cabo una reunión en las instalaciones del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (CESFRONT), en Pedernales, en la que participaron el comandante general del Ejército de República Dominicana (ERD), mayor general Braulio Alcántara López; el general de brigada Guerrero Clase y el  general Orlando Pichardo Reinoso, de la Policía Nacional, Director Regional Sur.

También participaron autoridades civiles, tales como el gobernador provincial señor Cruz Adan Heredia; la fiscal Maritza Díaz Corcino; el alcalde provincial Domingo Feliz, el cura párroco y además el cónsul haitiano en Pedernales y otras autoridades del vecino país.

Durante la reunión se trató como tema único “que las autoridades haitianas entreguen a la mayor brevedad al nacional haitiano que está acusado se dar muerte a una pareja de agricultores el pasado mes de febrero”.

Con este encuentro, los familiares de las víctimas vieron con esperanza la posibilidad de que sean traídos al país los responsables de tan horrendo crimen, con lo que de inmediato se logró que bajara la tensión en la población.

En sentido general, la calma ha reinado a partir de la presencia de efectivos policiales y militares que fueron enviados a la provincia, por lo que en estos momentos reina una absoluta calma.