Han doblado la seguridad en todos los puntos de control fronterizo de la provincia

PEDERNALES, República Dominicana.- El municipio cabecera de esta provincia amaneció totalmente militarizado este martes tras los violentos incidentes ocurridos este lunes cuando grupos enfurecidos la emprendieron contra migrantes haitianos y les dieron un plazo que se vence hoy a las 10:00 am para abandonar el país.

Patrullas del Ejército de la República Dominicana (ERD) y de la Armada Dominicana han doblado la seguridad en todos los puntos de control en esta parte de la frontera con Haití.

Una patrulla mixta requisa los vehículos que van hacia la zona alta de Pedernales, los negocios están todos abiertos, pero las clases en escuelas públicas fueron suspendidas  porque el director del distrito escolar, Raurys Borges, dijo que no había condiciones para impartir docencia hoy.

En la frontera donde se cruza para el otro lado de la isla se pudo observar que cientos de haitianos están pasando hacia su país, específicamente al poblado de Anse-à-Pitre.

De su lado, el alcalde de Pedernales, Luis Manuel Féliz Matos (Minguito), indicó que habían advertido a las autoridades haitianas que esta situación podría originarse si no daban respuesta al pedido de que sea entregado a las dominicanas un detenido por el homicidio del agricultor Julio Reyes Pérez y su esposa Neida Urbaez. Detalló que se negocia la entrega del hombre apresado y que estaría en la Policía de BananoHaití.

El jefe del Ejército de la República Dominicana, Braulio Alcántara, negó enfrentamiento alguno con armas por esta situación y confirmó que se realizan negociaciones para la entrega del apresado, aunque no existe acuerdo de extradición con Haití.

Aunque hay un solo detenido, son tres los sospechosos por el crimen.

Se recuerda que momentos de tensión se vivieron ayer en el municipio cabecera de esta provincia tras el sepelio de la señora Urbaez, de 55 años de edad, quien fue mortalmente agredida junto a su esposo en febrero pasado, de cuyo hecho se responsabiliza a nacionales haitianos.

Entonces, un amplio número de motoconchistas se desplazó por distintos barrios de la provincia e hirió a un nacional haitiano a pedradas en la cabeza y otras partes del cuerpo.

Otros se desplazaron ayer al Sindicato de Minibuses y obligaron al autobús de turno a trasladarse a la frontera para que desmontara los pasajeros haitianos y se fueran a la localidad Ansas a Pitres, al otro lado de la frontera.

Con esta acción, la situación se tornó más tensa y se registró un intercambio de pedradas entre dominicanos y haitianos en varias ocasiones en distintos puntos de la línea fronteriza de ambos países.

Asimismo, se trasladaron a los barrios del municipio de Pedernales y dieron 24 horas a los haitianos para que se vayan a su país.

Por: Junior Feliz