Dicha figura la contempla el Código Procesal Penal

DUARTE, República Dominicana.- Un tribunal de San Francisco de Macorís conoce este martes el anticipo de pruebas del caso de la desaparición y muerte de la adolescente embarazada Emely Peguero.

La jueza del Primer Juzgado de la Instrucción Judicial de San Francisco de Macorís, Isolina  Contreras Peralta, tiene a su cargo dicho conocimiento.

El anticipo de pruebas está estipulado en el artículo 287 del Código Procesal Penal, para su conocimiento deben estar presentes todas las partes envueltas en el caso y se hace a petición de una de éstas.

Aunque no ha sido comunicado de manera oficial, se prevé que dicho anticipo de pruebas haya sido solicitado por la representación legal de Simón Bolívar Ureña, alias El Boli, con quien las autoridades la semana pasada llegaron a un acuerdo.

El deceso de la menor con cinco meses de gestación se produjo en agosto del pasado año.

Por su muerte violenta ha sido imputado como principal sospechoso su novio, Marlon Martínez. La madre de éste, Marlin Martínez también ha sido encartada en el expediente acusatorio, así como el hermano de la dama, Henry Martínez, ambos acusados de ayudar a encubrir el crimen y colaborar para el ocultamiento del cuerpo.

Será este miércoles cuando sea conocido el pedido de medidas de coerción para Henry Martínez, quien ha alegado que que Marlon le dijo que Emely murió luego de darse un golpe en la cabeza cuando discutía con ella.

Regis Victorio Reyes, fiscal titular de esta provincia, habría informado que el carro en el que presuntamente fue trasladado el cadáver de la adolescente será presentado como prueba ante el juez que tendrá a su cargo el conocimiento de la medida de coerción a Henry Martínez.