Para las próximas 48 horas se espera disminución de las lluvias

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) modificó los niveles de avisos y alertas para algunas provincias del país por posibles inundaciones y desbordamientos de ríos, arroyos y cañadas.

La Onamet dijo que debido a la disminución que se esperan en las precipitaciones, degrada el aviso de alerta por posibles inundaciones repentinas, así como, desbordamientos de algunos ríos, arroyos o cañadas hacia las provincias El Seibo, Monseñor Nouel, Monte Plata, y Hato Mayor.

No obstante, anunció que mantiene los niveles de alerta para La Altagracia, Santiago, Sánchez Ramírez y La Vega, así como el Gran Santo Domingo por inundaciones urbanas.

Mientras, descontinúa la alerta para San Pedro de Macorís, Samaná, San Juan, Duarte, María Trinidad Sánchez, La Romana, San Cristóbal, San José de Ocoa, Azua y Barahona.

Detalló que la decisión obedece a que la vaguada que incidió por varios días sobre el país se mueve hacia el oeste hasta ubicarse sobre la porción central de Cuba, se espera que continúe alejándose del área, dicha vaguada es empujada por una circulación anticiclónica que se establece sobre el territorio nacional.

En tanto, el huracán Ophelia se localiza a unos 1,165 kilómetros al suroeste de las islas Azores, sus vientos máximos sostenidos son de 140 kilómetros pro hora (km/h) y se mueve hacia el noreste a unos seis km/h. Por su posición y trayectoria, este sistema no representa peligro para la República Dominicana.

Añadió que para las próximas 48 horas, la circulación anticiclónica continuará limitando las formaciones nubosas sobre el área local, propiciando un ambiente meteorológico con nubosidad dispersa y precipitaciones poco significativas. Debido a los efectos del calentamiento diurno, se observarán algunos chubascos y tronadas aisladas hacia provincias en la región sureste del país, así como poblados en la Cordillera Central y la zona fronteriza.