Esta semana, el Tribunal Superior del Reino Unido decidió compensar con cerca de 33.000 dólares a un inmigrante en situación irregular, encarcelado por intento de violación, tras haber permanecido en prisión más del tiempo establecido, informó el diario ‘The Sun‘.

Bashdar Abdulla Qarani fue condenado en el 2012 a cuatro años de cárcel acusado por intento de violación a una mujer en Gales del Sur y debía ser expulsado del país luego de quedar en libertad.

Sin embargo, el inmigrante no poseía documentos de identificación oficiales que demostraran su nacionalidad y tras cumplir la pena, las autoridades no pudieron deportarlo. Por tal motivo, fue encerrado de nuevo para evitar que desapareciera.

La situación fue considerada por un juez del Tribunal Superior como un acto en contra de los derechos humanos, y determinó que a pesar de sus antecedentes, Qarani, liberado en diciembre del 2016, había sido detenido ilegalmente durante 11 meses, y por tanto, debía ser compensado económicamente.

La decisión del juez fue duramente criticada, principalmente porque según la ley, la víctima de Qarani solo tuvo derecho a cerca de 9.300 dólares de indemnización. Al respecto, la organización Voice4Victims, que lucha por las víctimas de delitos, consideró que se trata de un “desequilibrio entre los derechos de las víctimas y los delincuentes”.

Fuente: RT

Dejar Respuesta