Más de 40 somalíes, incluidos niños, murieron el viernes

La coalición militar árabe dirigida por Riad, que apoya a las tropas gubernamentales en Yemen, pidió el domingo que la ONU supervise el puerto de Hodeida, tras la muerte de decenas de refugiados somalíes frente a las costas yemenitas.

Más de 40 somalíes, incluidos niños, murieron el viernes cuando una embarcación en la que viajaban 150 refugiados fue atacada, frente a Hodeida en el mar Rojo. El origen del ataque aún no ha sido determinado.

La coalición repitió en un comunicado que no era responsable del ataque del viernes y pidió “que el puerto de Hodeida sea puesto inmediatamente bajo la supervisión de Naciones Unidas”.

“Eso facilitaría la llegada de la ayuda humanitaria para el pueblo yemenita y pondría fin al uso del puerto para el contrabando de armas y el tráfico de personas“, alegó.

Arabia Saudita aún no ha contestado a Somalia que le pidió investigar el sangriento ataque del viernes.

La guerra en Yemen comenzó después de que los rebeldes chiitas hutíes conquistaran extensos territorios, incluida la capital Saná, en 2014. En marzo de 2015, la coalición árabe dirigida por Arabia Saudita entró en el conflicto para ayudar a las fuerzas gubernamentales.