El Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que Odebrecht pagó en Panamá, más de 59 millones de dólares en sobornos.

El gobierno panameño presentó este lunes una querella criminal contra la constructora brasileña Odebrecht con el fin de recuperar los millones de dólares pagados en sobornos por esta compañía en el país centroamericano.

El ministro de Seguridad, Alexis Bethancourt, presentó la demanda ante la Fiscalía Especial Anticorrupción, después de que el gobierno panameño decidiera presentarse como querellante en el proceso que se adelanta contra Odebrecht.

Según el ministro, el objetivo es que el Estado de Panamá forme parte del proceso que adelanta la fiscalía para conocer y colaborar en las investigaciones.

Además, permite al Estado recuperar el dinero en caso de que la fiscalía encuentre a los responsables de dar y recibir sobornos en este caso.

Convertirse en querellante es muy importante para poder recuperar los dineros“, añadió Bethancourt, según el cual, “esta es una denuncia que hacemos contra las personas naturales y jurídicas que hayan cometido una lesión contra el Estado“.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que Odebrecht pagó en Panamá, entre 2010 y 2014, más de 59 millones de dólares en sobornos.

Al menos 17 personas investigadas por este caso en Panamá, entre ex altos funcionarios y empresarios.

Entre los acusados están dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), Ricardo y Luis Enrique Martinelli, con orden de detención de Interpol bajo cargos de haber recibido más de 20 millones de euros en sobornos de Odebrecht.

El hermano del exgobernante, Mario Martinelli, y varios exfuncionarios también ha tenido que declarar por este caso.

Organizaciones y sindicatos consideran que varias administraciones panameñas, incluida la actual, estarían implicadas en el pago a comisiones de la constructora brasileña.

Fuente: Agencia AFP

Dejar Respuesta