BOGOTÁ.- El ex senador Otto Bula, detenido en Colombia por el caso Odebrecht, dijo  que “no es cierto” que parte del dinero que recibió de la multinacional brasileña haya sido entregado a la campaña presidencial con la que Juan Manuel Santos fue reelegido en 2014.

En una carta entregada al Consejo Nacional Electoral (CNE), ente encargado de la investigación de la campaña presidencial de 2014, Bula indicó que no le consta que un intermediario haya entregado un millón de dólares a la campaña del también Premio Nobel de Paz.

“No es cierto, ni me consta, ni he dicho que el dinero que le entregué al señor Andrés Giraldo fuera un aporte a la campaña ‘Santos Presidente’ o al señor Juan Manuel Santos”, escribió el ex senador en la misiva dirigida al director del CNE, Alexander Vega.

Asimismo, Bula ofreció dar las declaraciones “bajo juramento” como, según él, lo hizo ante la Fiscalía General, para colaborar con el caso.

El ente acusador reveló la semana pasada el supuesto financiamiento indirecto de Odebrecht a la campaña del jefe de Estado.

El fiscal General, Néstor Humberto Martínez, dijo en ese momento que aunque no se tienen “documentos específicos en relación con la supuesta entrega de recursos”, pidió a la CNE encargarse de la investigación porque no era de su competencia.

“El hecho de que no tenga la prueba de la recepción de los dineros por parte del doctor (Roberto) Prieto (director de la campaña de Santos) no indica que deje de existir el señalamiento y por eso mismo la Fiscalía lo que ha hecho es compulsar las copias al CNE”, agregó.

El escrito firmado por Bula se conoce dos días antes de un viaje que Martínez prevé realizar a Brasil para reunirse con el procurador general de ese país, Rodrigo Janot, en el marco de las investigaciones sobre los sobornos de Odebrecht.

La Fiscalía General de Colombia ha ordenado hasta ahora las capturas del ex viceministro de Transporte Gabriel García Morales y del ex senador, quienes están en prisión desde hace un mes.

García Morales ya aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía por la recepción de un soborno de 6,5 millones de dólares en 2009, cuando trabajaba en el Gobierno del presidente Álvaro Uribe (2002-2010), por lo que será llamado a juicio por los delitos de cohecho, interés en la celebración indebida de contratos y enriquecimiento ilícito.

Por su parte, Bula fue arrestado por una investigación que indica que en 2013 intervino para que Odebrecht lograra la adjudicación de un contrato para la construcción de una carretera en el departamento Norte de Santander.

Según la Fiscalía, Bula recibió pagos que suman 4,6 millones de dólares, por lo que el ex congresista será acusado de los delitos de cohecho y enriquecimiento ilícito.

Además del caso de los sobornos para la adjudicación de contratos, el tema de Odebrecht incluye denuncias de que la campaña del opositor Óscar Iván Zuluaga, quien perdió en segunda vuelta frente a Santos, también habría recibido en 2014 dinero de la constructora brasileña.

Dejar Respuesta