Santo Domingo, RD.- El Colegio de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA), determinó que es improcedente la construcción de una  escuela en la comunidad los Cocos de los Gandules.

El presidente del CODIA aseguró que hicieron una exhaustiva investigación con calificados expertos y consideran la escuela no procede por la cercanía con el río, la cañada y la construcción de la circunvalación.

El presidente del CODIA dijo que como ya se ha hecho una inversión en esos terrenos, el mismo puede ser utilizado para la construcción de un polideportivo u otro centro comunitario pero no una escuela.

“La construcción de ese centro escolar en el lugar pautado constituye un latente peligro, puesto que el terreno está a menos de 50 metros de la orilla del río Ozama y está colindante de la cañada de Bonavides, además de que no cuenta con un estudio hidrológico que definirá el nivel de inundaciones a que estarían expuestos estos terrenos frente a posibles y reales crecidas del río”, informó el presidente del Codia, arquitecto Francisco Mosquea.

Mosquea dio estas declaraciones durante una rueda de prensa en la que explicó que varios ingenieros del Codia visitaron durante días el lugar donde se inició la edificación, donde contactaron dirigentes comunitarios de la zona y además fueron consultados ejecutivos de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret) y también hubo un encuentro con el arquitecto Rodolfo Guzmán y el ingeniero Rafael Pichardo del Ministerio de Educación para conocer los detalles de la obra.

El Codia finalmente recomendó que, ante la inversión que hizo Educación  de aproximadamente 30 millones de pesos, se haga un multiuso para aprovechar los pilotes que ya se han colocado.

“Esta construcción viola las normas establecidas, el reglamento R023 para el diseño de plantas físicas escolares y amenaza la seguridad de los estudiantes”, reiteró Mosquea.