Las fuerzas militares de Turquía afirmaron esta noche que habían tomado control del país, pero funcionarios turcos desmintireron esa versión al asegurar que  el intento de golpe de Estado había sido repelido, en una noche violenta que dejó al menos 17 muertos, de acuerdo con la prensa estatal.

La llegada al aeropuerto Atatürk del presidente Recep Tayyip Erdogan, respaldó la versión del Gobierno.

Miles de personas salieron a las calles para apoyar al gobierno democrático, luego de que Erdogan pidiera el apoyo de la población para terminar con el levantamiento.

Las escenas de violencia se repitieron en varias ciudades claves del país. En Estambul, el aeropuerto internacional fue bloqueado por los golpistas con la ayuda de cuatro tanques de guerra.

Ese fue el escenario de una escena que resume la resistencia civil: un hombre se acostó frente a uno de los tanques para evitar su avance.

Hombre acostado frente a tanque CDN37