SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Dirigentes comunitarios del sector Capotillo y familiares de un joven que fue apresado por miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) al que supuestamente le encontraron 75 gramos de droga defienden la integridad del detenido.

Otras de las quejas que tienen contra los agentes antinarcóticos son los disparos que realizan y la violencia que exhiben en sus operativos.

Como una violación a los Derechos Humanos definen los familiares y amigos el trato por miembros de la DNCD a Luis Enríquez Ramírez, de 31 años, que se muestra a través de un vídeo captado por uno de los residentes en la calle 38 de Capotillo. Desde disparos hasta golpes aseguran recibió el joven, quien fue apresado.

Y es que vecinos del joven aseguran es una práctica común a diario en el sector, dónde supuestamente les colocan estupefacientes para que sean sometidos a la justicia.

El joven, quien se encuentra detenido en la DNCD, vive junto a su esposa y un hijo.

Los moradores en Capotillo pidieron la liberación de Enríquez Ramírez, de lo contrario realizarán jornadas de protesta.