La crueldad del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) no tiene límites. El grupo yihadistaha construido celdas bajo tierra, como una suerte de tumbas, para encerrar allí a las mujeres prisioneras yazidíes.

Los pequeños paneles fueron construidos sobre la superficie en el desierto del norte de Siria. Las imágenes divulgadas dan cuenta del minúsculo espacio que tenían las rehenes de ISIS para moverse.

El material fue divulgado a raíz de una investigación realizada por la cadena Sky News.

 Según consigna The Mirror, no se sabe qué sucedió con las prisioneras que permanecían en los tenebrosos calabozos del grupo terrorista.

Algunas yazidíes cautivas del Estado Islámico que lograron escapar de las garras de los yihadistas han relatado en más de una oportunidad las atrocidades a las que eran expuestas.