BERLÍN.- Las autoridades alemanas detuvieron a un traficante de armas por haber proporcionado supuestamente cuatro kalashnikov a los terroristas de los atentados de París, en los que murieron al menos 130 personas, confirmó hoy un portavoz de la Fiscalía de Stuttgart.

“Un hombre de 24 años está acusado de haber mandado cuatro rifles de asalto a una dirección parisina”, explicó el portavoz de las autoridades alemanas que buscan una conexión con los atentados de la capital gala.

La Fiscalía investiga al oriundo de Magstadt, en el estado federado de Baden-W?rttemberg, acusado de violar la ley de armas y de haber convertido armas de fogueo en armas de fuego ilegales para venderlas en una plataforma ilegal en internet.

De acuerdo con una serie de correos electrónicos interceptados, el sospechoso proporcionó cuatro rifles de asalto a un comprador en París. “Se desconoce aún la identidad del comprador”, aseguró el portavoz.

El sospechoso está en prisión preventiva en el centro penitenciario de Stuttgart-Stammheim.

La Fiscalía confirmó así las informaciones publicadas hoy en el diario alemán “Bild”. De acuerdo con documentos de las autoridades germanas a los que ha tenido acceso el rotativo, el sospechoso los vendió el 7 de noviembre, seis días antes de los atentados.

En cuatro e-mails encontrados en su smartphone se detallaba la venta de dos Kalashnikov del tipo AK47 de fabricación china y dos del tipo Zastava M70 de producción yugoslava a un comprador “árabe en París”.

Los investigadores franceses creen que se trata de las armas que se utilizaron en los ataques en la capital gala el viernes 13 de noviembre, informó el rotativo.